jueves, 30 de marzo de 2006

MISEROS

De todos es conocido lo listos que son nuestros políticos, en los temas que les afectan, entiéndase de bolsillo, porque de los otros les da igual, siguen las consignas del partido, como borregos, independientemente de los intereses de sus electores.

La última idea que han tenido es que los parlamentarios patrios, tengan derecho a un fondo de jubilación, una indemnización por cese de actividad (una especie subsidio por desempleo), y el mantenimiento en el alta de la Seguridad Social una vez abandonada la política, hasta completar el periodo de cotización necesario para causar derecho a la pensión máxima de jubilación.. Todo ello con el pretexto de que «el objetivo es situar a los diputados españoles en un nivel equiparable a la media de los países de nuestro entorno».

Con esta medida, casualmente están de acuerdo todos los partidos políticos, sean del signo que sean, ¿por qué será?. La verdad es que me dan pena, pobres, con lo que trabajan y no se les tiene aprecio, sus sueldos son míseros y tienen que dejar a su familia, para ir a trabajar, viviendo en hotelillos baratos, y viajando en tercera clase, con unas dietas paupérrimas, tienen, como se suele decir, más cara que espalda.

Siguiendo este criterio, podían igualar los salarios, prestaciones sociales e incluso las infraestructuras, entre otras cosas, a la media de esos países de nuestro entorno, de esta forma nos beneficiaríamos todos y no sólo unos elegidos.

1 comentario:

Marga dijo...

Bueno, ya sabes que se le da al que ya tiene...la vida no es justa.