martes, 13 de junio de 2006

SIN VERGUENZA

El sabado me encontraba cerca de Cibeles cuando vi pasar a un tío desnudo montado en una bicicleta. Lo primero que me vino a la cabeza fue una canción de Javier Krahe, que dice “he perdido el pudor, ya no tengo decencia y me exhibo desnudo con cierta frecuencia“.

Mas adelante vi que se unía a un grupo de despelotados montados todos ellos en bicicleta. Por lo visto se trataba de una marcha ciclonudista. Su reivindicación es fomentar el uso de la bicicleta en la ciudad, y con su desnudez pretenden mostrar como se sienten ante el trafico “desnudos”. La verdad es que hay que tener muchos bemoles para ir en bicicleta por las calles de Madrid, con el caos circulatorio que parecemos.

Te dejo la canción San Cucufato, que da pie a este post, para que la degustes y te diviertas un poco.


SAN CUCUFATO

He perdido el pudor, ya no tengo decencia
y me exhibo desnudo con cierta frecuencia.
¿Qué será
que este cuerpo gentil, visto así en cueritatis,
por dinero está bien y molesta si es gratis?
Yo no sé que será pero como no cobro
por desvelar mi piel, está visto que sobro.
Mi albornoz
¿dónde está mi albornoz, dónde está mi recato?
Mi extraviado pudor dame, San Cucufato.
San Cucufato, te enciendo esta vela.
Devuélveme el pudor, hace un frío que pela.
San Cucufato, los cojones te ato:
si no me lo devuelves no te los desato.
He perdido el amor, contraje matrimonio
y la paz conyugal me ha matado el insomnio
genital.
Cumplo como varón porque aún tengo reflejos
y mi buena mujer no va mucho más lejos.
Yo solía pasar largas horas de fiesta...
ahora, cuando ha lugar nos echamos la siesta
y a dormir.
¿Dónde está la avidez, dónde está el arrebato?
Mi dormida pasión dame, San Cucufato.
San Cucufato, te enciendo este cirio.
Devuélveme el amor, aquel viejo delirio.
San Cucufato, los cojones te ato:
si no me lo devuelves no te los desato.
He perdido el humor, me deshago en suspiros
viendo que fácil es, pero nunca es ni a tiros.
¡Que país!
Uno, pobre infeliz, tan dispuesto al abrazo
y la España Cañí va y le da un españazo.
Miro a mi alrededor, no le veo la gracia
pero la desgracia sí. De mi boca, reacia,
sale un jé,
pero un jé muy flojín, de media comisura.
Cucufato: mi humor o caeré en la locura.
San Cucufato, te enciendo esta bujía.
Devuélveme el humor, permite que me ría.
San Cucufato, los cojones te ato:
si no me lo devuelves no te los desato.

1 comentario:

cd dijo...

jejeje debe ser raro ver una manada de ciclistas despudos por las calles de la ciudad, pero ya estaba anunciado!!! Saludos, muy buen blog!